Otro año más el tiempo vuela y ¡tachán! ha llegado marzo y con él está a punto de venir uno de los días más importantes que pasar en familia: el Día del Padre. San José les dedica todos los 19 de marzo a los padres orgullosos. Un día especial en que pensamos en todo lo que nuestro padre ha hecho por nosotros y para pasar unas horas especiales con él.

En el Magazine de oroHora.com no podemos dejar pasar la ocasión de mencionar algunos detalles con los que culminar un día ya de por sí diferente. Una bonita comida familiar o un paseo al aire libre donde ponernos al día siempre está muy bien pero puedes ponerle el broche final si le regalas algo que conserve siempre. En nuestro sector las opciones son muy variadas y adecuadas a todos los presupuestos, no olvidemos que ante todo lo que cuenta es el detalle y la atención que ponemos en sorprenderles.

Si aún no sabes qué regalar, algo especial tanto para los papás primerizos como para los más experimentados, es un regalo inesperado y con sentimiento. Y como siempre, la joyería puede ser nuestra gran aliada para ayudarnos con eso.

El oro (como metal precioso que es) es símbolo de lo duradero, del para siempre, difícil de dañar o de que pierda sus propiedades con el tiempo, qué analogía tan perfecta ¿no? Además, no es la única opción, la plata o el acero vienen pisando fuerte con nuevos acabados que alargan mucho su vida como nuevos, y con diseños novedosos, por lo que ahora a lo eterno le ha salido un duro competidor.

Aún así el oro es el oro, ya sea en 18 quilates (oro de ley) o en 9 quilates no podemos quitarle su valor sobre los demás materiales. Puedes regalarlo en el detalle que te parezca más acertado: una pulsera esclava, donde grabar algo importante, una cadena con placa de oro, que también se puede grabar, un sello de apellido, o un reloj, símbolo de la puntualidad, la exactitud, el rigor… no son una inversión (solamente) si no que es un valor sentimental transmitido en una joya, una materialización de uno de los sentimientos más grandes, la paternidad.

La imagen que acompaña es de un reloj Cromwell, especialistas en relojes de oro de ley, mecanismos suizos en armises de oro blanco o amarillo, también combinado, con y sin diamantes, en esferas de diferentes diseños y acabados elegantes. Echa un ojo a su colección en la web de su fabricante, también hay modelos en correas de piel, un detallazo de media-alta relojería.

En plata de ley también puedes encontrar muchas alternativas en todas las familias de joyería, aunque es cierto que para ocasiones especiales es más frecuente recurrir al oro, y si prefieres un acabado plateado, estás de suerte: el oro blanco está ahora muy en boga. La moda del oro blanco supera ya a las ventas en su color tradicional amarillo, seguido también por las nuevas propuestas en oro rosa.

Aún así, si quieres buscarle una alternativa al oro, para competencia en joyería de caballero tenemos el acero inoxidable. En el mercado encontramos diseños vanguardistas y masculinos en este metal que nos vendrán perfectos para regalar en el Día del Padre. 

Un ejemplo lo pone Aston Martin con su línea de joyería para caballero, cargada de gemelos. Combinados en madre perla, con fibra de carbono, acabados en plateado, rosado o dorado, o también con zirconitas. Aston Martin une la leyenda de su marca al simbolismo de estas piezas: elegancia, responsabilidad, liderazgo… un regalo inesperado con gran valor sentimental.

Azahara Joya también nos propone su colección de caballero en acero inoxidable: pulseras de aro rígido diseñadas en esclavas grabables y combinadas con motivos en oro. Un “te quiero papá” del que puede acordarse cada vez que mire su muñeca.

Tanto si se los regalas a tu padre como si es para tu chico porque acabáis de ser padres primerizos, la joyería completa un día en el que algo ha cambiado y hay que estar a la altura. En cualquiera de estos casos es una manera de felicitarle, agradecerle y darle la enhorabuena por ser papá en este mundo.

Esta festividad es muy popular que, aunque unos años es lectivo y otros no, rara es la excepción de quien no tiene un encuentro con papá para recordarle lo mucho que le quiere con un regalo o un detalle que simbolice todo su cariño. Es hora de ir haciendo los preparativos para este día especial, no os olvidéis de nada ¡y menos de decirle lo mucho que les queréis!