Hoy vamos a hablar de tradiciones, ¿conoces cómo se ha hecho durante años la petición de mano? ¿Y sabrías distinguir entre Alianzas de compromiso, Anillos de pedida, y Alianzas de matrimonio? Atento a nuestro Magazine de joyería porque nos remontamos unos pocos años atrás y nos movemos hasta nuestros días para examinar cómo se ha venido haciendo y cómo se hace ahora ¿con qué te quedas?

Vamos a empezar por analizar las diferencias entre los 3 tipos de anillos que hemos comentado y que van relacionados con la praxis tradicional de la pareja y que, aún hoy, es la elegida por muchos novios para simbolizar su relación.

ideas-para-una-pedida-de-mano-romanticaNo son pocas las parejas que, sin ningún trámite, firma o preparación previa, deciden formalizar su relación, están seguros  de que esa es la pareja con la que van a estar y sienten la necesidad de reflejarlo aunque no haya ninguna institución de por medio. Es entonces cuando los novios deciden regalarse las alianzas de compromiso, normalmente, grabadas con la fecha del inicio del noviazgo. Somos muchos los que seguro que en relaciones tempranas hemos llevado una alianza de plata con el chico o chica con quien salíamos en el Instituto o en la Universidad, pues sí, eso también podría considerarse alianzas de compromiso. Si nos ha pillado en una época más adulta, podemos haberlas escogido directamente de oro. Estas alianzas se llevan tradicionalmente en la mano izquierda, como signo de no estar casados, aunque OJO, en Cataluña la llevan al revés, en la derecha.741666_w645h645

Más tarde puede darse otra situación que no es, para nada, excluyente de las alianzas de compromiso, y es cuando tradicionalmente él, quiere pedirle en matrimonio a su pareja y convertirla en su prometida. Es entonces cuando se elige un anillo que todos tenemos en la cabeza: El anillo de compromiso, que suele llevar uno o varios diamantes. Los solitarios de pedida en oro blanco o amarillo o también las medias alianzas, es el momento sorpresa de ese “Cásate conmigo”. A partir de ahí toda la maquinaria de los preparativos se pone en marcha. Después del “Sí”, los novios buscan fecha y es cuando se pone en funcionamiento todos los detalles hasta el día del enlace.

29ec7673c363e071db9f55c357dc9ae9Las alianzas de matrimonio aquí es donde cobran su protagonismo, en oro amarillo, blanco o rosa, en 9 o 18 Kilates, con o sin diamantes, de diseño plano o las tradicionales de media caña… son las que sellan el vínculo a través de la institución. Si habéis tenido alianzas de compromiso en oro, se suelen utilizar las mismas grabando, además de la fecha del inicio del noviazgo, las del día de la boda. Si no tuvisteis alianzas de compromiso o éstas fueron de plata, para la boda se suelen comprar unas de oro que duren siempre. Además, se colocan ya en la mano derecha, que simboliza el matrimonio, aunque volvemos a señalar, en Cataluña es de la forma inversa.

LA PEDIDA DE MANO

El anillo de compromiso (imágenes de anillos en oro 18K. ofrecidas por la firna Plas – Gemas S.L. especialista en brillantería y en joyería para novia):anillos compromiso plas gemas

Tradicionalmente, y tras regalarse las alianzas de compromiso, el novio compraba el anillo de pedida a la novia y se declaraba, no sin antes pedirle permiso a sus padres de poder proponerle matrimonio a la futura novia. Acto seguido, y si la respuesta era afirmativa, se montaba una recepción en la casa de los padres de ella donde acudían familiares y amigos y donde, formalmente, los padres del novio también pedían el permiso a la familia de la novia. Aquí, si él ya le había entregado el anillo de compromiso a ella, la agasajaba con otro regalo, y ella también se encargaba de entregarle un presente a él, (muy tradicionalmente era un reloj de oro).

Esta práctica aún es llevada a cabo hoy en día por familias gustosas de estas tradiciones o en atmósferas de alto nivel adquisitivo.

Pero en la actualidad, hemos eliminado varios de estos rituales, que además de costosos, requieren una preparación previa que se suma  a la de preparar todo un enlace.

137849_625x492El concepto más clásico de romanticismo y, admitámoslo, lo más frecuente aún hoy, (aunque en muchos casos son los dos miembros de la pareja los que deciden de forma unánime casarse) sigue siendo que el chico sorprenda a su novia directamente con el anillo de pedida y sea entonces cuando se encargan las alianzas de matrimonio cuando la fecha del enlace vaya acercándose. Hemos dejado un poco atrás tanto protocolo y permisos familiares para que la iniciativa la lleven casi exclusivamente la pareja contrayente.

Llevar las alianzas de compromiso en la actualidad depende más de los gustos de los novios, si han querido llevarlas desde el inicio de la relación o sin embargo no le dieron esa importancia. Se ha perdido mucho la popularidad de estas alianzas que tienen un valor tan romántico pero nosotros en joyería no las hemos olvidado. Esperamos haber recordado o instruido a quien no sabía de su existencia o de la costumbre y desde oroHora.com os animamos a que llevéis a la práctica esta simbología que os une a vuestra pareja desde el primer día del flechazo.